Oscar Mancilla y Eduardo Javier Acosta fueron condenados a la pena de prisión perpetúa por el homicidio de Juan Carlos Lucena ocurrido el pasado enero, en uno de los patios internos del Barrio Textil, en Río Grande.
Mancilla y Acosta fueron condenados a prisión perpetua
11/10/2019
CRIMEN DE JUAN CARLOS LUCENA

Mancilla y Acosta fueron condenados a prisión perpetua

El Tribunal de Juicio en lo Criminal integrado por los jueces Ernesto Borrone, Juan José Varela y Martín Bramati, dieron a conocer este mediodía, el veredicto en el juicio oral por el cruel asesinato que le costó la vida al jubilado municipal Juan Carlos Lucena (68), ocurrido el pasado 20 de enero, en ésta ciudad.

Los acusados Oscar Mancilla y Eduardo Javier Acosta fueron condenados a la pena de prisión perpetua, al ser considerados por los jueces co autores penalmente responsables de los delitos de homicidio doblemente agravado y robo con armas, los que concurren realmente.

El primero en conocer la condena fue Mancilla, quien se quebró y por primera vez mostró sensibilidad en todo el transcurso del proceso, al llorar con angustia mientras el juez Daniel Borrone terminaba de dar lectura a la parte resolutiva de la sentencia, cuyos fundamentos se darán a conocer el próximo lunes 21 de octubre.

Además de la condena a los dos acusados, los Jueces del Tribunal de Juicio en lo Criminal ordenaron al Jefe de Policía de la Provincia, hacer constar en los legajos del personal de la Comisaría Tercera y de la División Policía Científica, que participó en la investigación del hecho, el reconocimiento por la excelente tarea desempeñada que permitió establecer la autoría del crimen.

En el veredicto, el Tribunal de Juicio integrado por los jueces Daniel Borrone, Juan José Varela y Pablo Bramatí, se inclinaron por la posición de la Fiscalía, que consideró totalmente probado que Acosta fue el responsable de sostener por la espalda a Juan Carlos Lucena, para dejarlo en estado de indefensión, en tanto que Mancilla fue quien le asestó las puñaladas que le provocaron la muerte a la víctima.

Precisamente, por la mecánica del hecho, la doctora Marchisio consideró el agravante del homicidio por alevosía, ya que ello se acredita cuando a la víctima “se la pone en estado de indefensión,  cuando se la trata de sorprender y de asegurarse la parálisis del otro para que ni siquiera haya replica”.

Para la Fiscal, se debe “condenar la excesiva violencia puesta de manifiesto, la desaprensión a la vida, la gravedad del hecho, el alto grado de peligrosidad demostrado , la extrema crueldad desplegada y los motivos que los llevaron a delinquir”.

Compartí tu opinión sobre la nota!
  • Me gusta
    %
  • No me gusta
    %
  • Me es indiferente
    %
Encuesta
¿Está de acuerdo con la política encarada por el Gobierno Nacional en la cuestión Malvinas?
Coincido
71%
Es equivocada
29%
Cargando...